Saltar al contenido
Té Infusiones

Té rojo o verde

El té rojo es una clase de té que logra por medio de las hojas del árbol de Camellia sinensis, del mismo que se deriva el té verde, solo que el té rojo se somete a unos procedimientos distintos que provoca las propiedades distintas a otras.

Se origina del sur de China, en donde fue conocida como Puerh desde hace muchos años, aproximadamente cuatro mil años. Siendo muy bien recibido por los emprendedores y por la nobleza gracias al contenido de sus propiedades.

El té verde es una de las bebidas de origen asiático, se obtiene de la planta Camellia sinensis. Es muy popular en todo el mundo en los últimos años y se puede obtener en hojas fresca y secas para utilizarlo como té caliente, frio o embazada como un suplemento nutricional.

Diferencias del té rojo y el té verde

té rojo
té rojo

Cuando se elige un té lo elegimos por su sabor y color. Se busca las características que le puedan brindar sus beneficios a tu salud, el té rojo y el té verde se originan de la misma planta Camellia sinensis.

Los beneficios del té rojo para la salud es mediante el proceso que sufre al fermentarse y el té verde se encuentra relacionado con la alta concentración de antioxidantes que posee. Por eso te presentamos cuáles son sus principales deferencias como las siguientes:

Uno se encuentra más procesado que el otro

El té rojo se obtiene de las hojas más viejas de este árbol, esas hojas se dejan oxidar o fermentar completamente. En donde su proceso comienza por enrollar las hojas, cortarlas y aplastarlas para que el proceso de oxidación pueda ser más eficiente.

Luego las hojas secaran y son almacenadas en barricas de bambú por un tiempo considerable de 2 años o por décadas, para que su precio se mucho más alto.

Por otro lado, el té verde es obtenido de las hojas más tiernas del árbol, son recogidas y calentadas en un horno con el vapor directo. El calor evitará que las hojas se oxiden, lo que la conservación de su color verde.

Su precio

El té rojo es mucho más caro que el té verde. Además que el té verde es más conocido y consumido por todo el mundo y es fabricado en enormes cantidades. Sin embargo, el té rojo lleva más tiempo para obtenerse y desde luego más manos de obra especializada. Ambos factores necesitan del producto final.

Las tortas de té Puerh rojo y su presentación

El té verde es vendido en todos los supermercados y comercios del mundo y su presentación es en saquitos con hebras o en hebras sueltas.

En donde el té rojo es comercializado por las tiendas especializadas en forma de discos o tortas compactados en donde se desgranan las hebras a medida que se usan. Este proceso se debe porque mediante su fermentación el té rojo se compacta en donde se elimina el líquido entre ellas.

El sabor

Desde luego el té rojo y el té verde tienen sabores muy diferentes. El té rojo tiene un sabor más fuerte y desde luego es más espeso, normalmente es consumido con leche para que adopte una textura cremosa y a la vez se reduce la cantidad de cafeína.

Mientras que el té verde es más suave su sabor y más fresco. Algunos afirman que es herbal y frecuentemente se encuentra en tiendas, mezclado con esencia de limón y con hojas de menta y suelen tomarlo edulcorado.

El efecto antioxidante

Uno de los efectos que la mayoría de las personas buscamos en las bebidas o los alimentos es que nos ayude a permanecer mucho más tiempo joven.

El té verde se caracteriza por su contenido de sustancias antioxidantes que retardan el envejecimiento celular, los polifenoles y las equinas se encuentran actuales en el té verde siendo ellos los responsables de dicha acción.

Su enorme efecto antioxidante colabora para mejorarla piel, mejora la función hepática, previene el envejecimiento de las neuronas, es decir, que previene el Parkinson y el Alzheimer, mantiene al sistema inmune activo y previene el cáncer.

En cambio, el té rojo posee menos capacidad de antioxidante, debido a que algunos componentes se pierden mediante su proceso de envejecimiento. Aunque la cantidad de antioxidante que contiene el té elevada, la del té rojo es mucho menor que al té verde, está más presente que en el mismo café.

La acción adelgazante

El té rojo tiene un nivel de acción importante en las células de grasa que se almacena en el cuerpo. Disminuye el proceso de lipogénesis como la formación de la grasa por el hígado y eliminan la síntesis de los ácidos grasos.

Incluso, se comprobó clínicamente que el té rojo regula los niveles celulares de lipasa, en donde su principal función es detener la acumulación de la grasa en el intestino. La lipasa es un fermento que bloquea a las células grasas para que el contenido se pueda vaciar, por esta razón el té rojo es el indicado si quieres quemar la grasa.

Por otro lado, la cantidad de cafeína que se encuentra presente el té rojo tiene efectos diuréticos más nombrados, en donde el efecto diurético puede ser mayor.

Los efectos para el colesterol

Cuando el té rojo cuando experimenta el proceso de fermentación, esas bacterias presentes generan lovastatina que es una sustancia que se deriva de un hongo y que fabrica algunos medicamentos para bajar el colesterol.

Se ha confirmado que el consumo prologado de una cantidad moderada de té rojo puede disminuir el colesterol LDL que es colesterol malo e incrementa los niveles de colesterol HDL que es el colesterol bueno. Esto indica un excelente efecto del té rojo en el sistema cardiovascular en donde impide la acumulación del colesterol en las arterias y vasos.

Generalmente, el té verde tiene una gran concentración en el compuesto antioxidante que se conoce como ECGC, mantiene joven las paredes de las arterias, lo que se considera un excelente beneficio al sistema cardiovascular.

La concentración de la cafeína

La concentración de la cafeína es mayor en el té rojo que es 50 mg por cada taza, en donde en té verde es de 25 mg por cada taza y la del café es de 200 mg por cada taza. Por eso es que el efecto favorece del té rojo es mucho mayor que del té verde.

Al poseer una mayor cantidad de la cafeína incrementa la diuresis, por lo que es utilizada en la dieta para adelgazar, también se incluye en los desayunos. Al comenzar el día con una cargada taza de energía puede ser una buena idea.

Esperamos que este contenido te sirva para que puedas estar más informado al momento de elegir un buen té y beneficiarte de sus propiedades.